domingo, 8 de septiembre de 2013

BATALLA DIGITAL




El nacionalismo y el código abierto

por Ismäel Godoy

Parte de nuestra lucha contra este sistema imperante se libra en el frente digital. Por ello defendemos el código abierto y el uso de programas libres.

Para poder entender de lo que se habla de Open source (o código abierto) es de cuando la persona que crea el programa de computadora no oculta el código fuente del programa. El código fuente es la lista de instrucciones que sigue el programa. De esta manera el usuario puede estudiar el código fuente o modificarlo según sus necesidades, estos programas se les llama sotfware libre. Esta es la manera mas segura de que tengamos el control de lo que sucede en nuestras computadoras. 
Los demás programas se los conoce como software propietario (por que el código fuente no es libre y el propietario lo oculta).

Grandes corporaciones de medios de comunicación (incluyendo las compañías cinematográficas y de la industria discográfica) junto con compañías de computadoras tales como Microsoft e Intel, están planificando hacer que su computadora los obedezca a ellos en vez de a usted. No es sorprendente que hábiles hombres de negocios encuentren formas de usar su control para ponerle a usted en desventaja. Microsoft ha hecho esto varias veces. De esta manera son ellos lo que controlan la información, a través del copyright.

Aquí hay que hacer un alto y decir no es lo mismo el copyright que el derecho de autor. Una cosa es la autoria a quien se adjudica un programa, un libro, un objeto, ect. a alguien, y otro muy distinta es el derecho de copia de que existe sobre el objeto en cuestion. No estamos en contra del derecho de autor, si del derecho de copy (copyright) que es lo que sucede, el primero lo que hace es que nadie puede adjudicarse  una obra que no sea suya, la otra hace que nadie mas que una compañía puede copiar, editar y distribuir una obra.

No solo se busca que las personas no compartan cosas sino que se generar un monopolio tecnológico. Atreves de las "firmas digitales" las compañías no solo buscan restringir que uno comparta cosas, prueba de ello son los archivos de audio. Ciertos archivos de audio son codificados de manera tal que no se pueden reproducir salvo, si uno es el propietario del archivo o si tenemos un sistema compatible. de esta manera, uno no puede compartir con nadie el archivo (en el caso que el cifrado no permita tal acción) o tengamos que utilizar determinado reproductor o programa para poder escucharlo.

Pero el problema no es tan simple, no solo es el echo de compartir cosas, sino también las políticas que esto genera en torno a la defensa de estas leyes. Como se a dicho mas arriba el código libre nos da libertad de acción, podemos estudiar el contenido, modificarlo, hacerlo mas eficiente, controlar que es lo que pasa dentro de nuestras computadoras. Si existe algo en el código fuente contenido malicioso (recolección de informacion por ejemplo) se puede sacar esa parte del código. Pero no solo con nuestras computadoras, sino también con las computadoras de instituciones estatales. Una entidad gubernamental que utilice programas de código cerrado (software propietario) pierde soberanía. Subordina el manejo de la información a los capricho de una empresa. Ejemplo de esto es el echo de adquirír licencias para poder instalar determinados programas en las computadoras, lógicamente si compramos un programa con el mismo Cd podemos instalarlo en cuantas computadoras se nos antoje, pero no, la empresa nos pide que para esto compremos tantas licencias del programa como computadoras en las que halla sido instalado (negocio redondo) amen de la recolección de informacion por parte te de la empresa que despues puede distribuir a alguna nación enemiga 

Ademas el uso de código abierto permite mejorar el programa a escala sideral, mientras una empresa da mantenimiento y actualización a un programa de acuerdo a la cantidad de programadores que puede pagar, en el código abierto esto está sujeto a la cantidad de integrantes de la comunidad.

Puedo citar mas ejemplos pero con este alcanza para demostrar el beneficio de utilizar programas de código abierto.
Actualmente puede evitar ser restringido por software propietario no usándolo. Si ejecuta GNU/Linux u otro sistema operativo libre, y si evita instalar aplicaciones propietarias sobre él, entonces usted está al mando de lo que su computadora hace. Si un programa libre tiene una característica maliciosa, otros desarrolladores en la comunidad la quitarán y usted puede usar la versión corregida. Puede también ejecutar aplicaciones y herramientas libres en sistemas operativos no libres; esto falla completamente en darle libertad, pero muchos usuarios lo hacen.

por esto en la agrupación nacionalista Lacebron Guzmán tratamos de utilizar mayoritariamente software libre para todo lo que tenga que ver con cuestiones digitales.




El Paradigma de la Propiedad Intelectual  por Richard Stallman (adaptación)


Este artículo, que reproduce una conferencia dictada por Richard Stallman (uno de los propulsores del software libre) y trata a cerca de la Propiedad Intelectual y los cambios y desafíos que plantea Internet al respecto. 

En el mundo antiguo, los libros se escribían a mano (con una pluma o cualquier otro instrumento) y cualquiera que supiera cómo leer y escribir podía copiar un libro casi tan eficientemente como los demás. Y como las copias se hacían de a una por vez, no existía una economía a gran escala. Tampoco había nada que forzara la centralización: un libro podía copiarse en cualquier lugar.Debido a ese estadio de la tecnología, que no obligaba a que las copias fueran idénticas, no había en la antigüedad una distinción total entre copiar un libro y escribir un libro. Había prácticas intermedias que también tenían sentido. 
Los antiguos sabían, digamos, que tal obra había sido escrita por Sófocles, pero entre la escritura del libro y su copiado había otras cosas útiles que se podían hacer. Por ejemplo, copiar una parte de un libro, después escribir algunas palabras nuevas, copiar algo más y escribir algo más, y así.Esto se llamaba "escribir un comentario". Era algo muy común, y esos comentarios eran apreciados. Se podía también copiar el pasaje de un libro, después escribir algunas palabras, y copiar un pasaje de otro libro y escribir más palabras, y así: esto era "hacer un compendio". Los compendios también eran muy útiles.
Había trabajos que se perdían, pero algunas de sus partes sobrevivían cuando eran citadas en otros libros que alcanzaban mayor popularidad que el original, quizá porque copiaban las partes más interesantes, y así la gente hacía muchas copias de éstas, pero no se molestaba en copiar el original porque no era lo bastante atractivo. Hasta donde yo sé, no había copyright en el mundo antiguo. Cualquiera que quisiera copiar un libro podía hacerlo.
Más tarde se inventó la imprenta, un dispositivo para la copia de libros. La imprenta no era sólo una mejora cuantitativa (por la facilidad del copiado) sino que afectaba de manera dispar a los distintos tipos de copias, e introducía una economía a gran escala.Era mucho trabajo preparar cada página y, por lo tanto, mucho más económico hacer varias copias idénticas de cada una. Entonces el resultado fue que copiar libros tendió a convertirse en una actividad centralizada y de producción masiva. Las copias de cualquier libro tendieron a hacerse en unos pocos lugares.
El copyright apareció con el uso de la imprenta y, dado el carácter de esa tecnología, tenía el efecto de una regulación industrial. No restringía lo que los lectores podían hacer; restringía lo que podían hacer los editores y los autores.
El copyright en la era de la imprenta también era fácil de hacer cumplir, porque los responsables de su cumplimiento eran los editores, y los editores, por su propia naturaleza, se hacen conocer. Si uno está tratando de vender libros, tiene que decirle a la gente dónde ir a comprarlos. No hay que ir a la casa de cada lector en todo el mundo para hacer respetar el copyright.
Y, finalmente, el copyright puede haber sido un sistema beneficioso en aquel contexto. En los Estados Unidos, los abogados especializados consideran el copyright como un comercio o un trueque entre el público y los autores. El público cede algunos de sus derechos naturales y a cambio se beneficia con la escritura y publicación de mayor cantidad de libros.
Las redes de computadoras y la tecnología de la información digital nos están llevando de regreso a un mundo más parecido a la antigüedad, donde cualquiera que pueda leer y usar la información puede también copiarla casi tan fácilmente como todos. Así que la centralización y la economía a gran escala introducidas por la imprenta están desapareciendo.
Ahora el copyright es una restricción que pesa sobre cada uno de ustedes. Para forzar su cumplimiento requiere vigilancia ­e intrusión­ y duros castigos, y observamos cómo se están volviendo parte de la legislación de los Estados Unidos y de otros países.

Es interesante ver cómo la misma idea general se da en la industria del copyright. En nombre de los trabajadores intelectuales, quienes ciertamente merecen algo, se proponen medidas que les dan una diminuta porción de lo que merecen y que, en realidad, principalmente aumentan el poder de las corporaciones para controlar nuestras vidas.

-------------------------------------------------------------------
Copyright © 2001 Free Software Foundation, Inc. (59, Temple Place, Suite 330, Boston, MA 02111, USA) Se permite la copia exacta y la distribución de este artículo en cualquier medio y soporte, siempre que se conserve esta leyenda. Traducción: Christian Rovner
------------------------------------------------------------------- 

Publicar un comentario