sábado, 7 de marzo de 2009

Internacionales - EE.UU.: Barack Obama es Grado 32° del Rito Escocés‏

Observemos la siguiente misiva proveniente de la masonería española, en la que saludan y notifican la organización de un Baile de Recepción masónico que tuvo lugar en Washington en enero pasado, donde se le rinde pleitesía al flamante presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. En la misma notificación, Obama está identificado como masón Grado 32° del Rito Escocés, Antiguo y Aceptado. Imperdible este hallazgo. Así seguirá el rumbo perdido del mundo:

Por si no se logra visualizar la imagen de la misiva, adjuntamos la dirección para que pueda leerla, estimado lector: http://www.hispanidad.com/imagenes/obama-mason.jpg

---------------------------------------------------------------------------------------------

UNA EXPLICACION DEL GRADO 32° DE LA MASONERIA


Escudo del Grado 32° del Rito Escocés, Antiguo y Aceptado: Príncipe del Real Secreto, Caballero de San Andrés y Muy Fiel Guardián del Tesoro Sagrado

(Del libro "Simbolismo de la Masonería", del jesuita Monseñor León Meurín, 1957). Transcribimos un resumen muy escueto:

(...) "El grado 32 es grado judío por excelencia. >, debería llamarse >, pues este grado es la escenificación del salmo 136: "Nos habíamos sentado en los alrededores de Babilonia y llorábamos el recuerdo de Sión. Hallábamos colgados de los sauces nuestros instrumentos de música... ¿Cómo cantaremos el himno del Señor en una tierra extranjera? Si alguna vez te olvido, Jerusalén, que se me olvide mi mano derecha. ¡Que mi lengua se pegue a mi paladar sino me acuerdo de Tí! ¡Hija de Babilonia, desdicha! ¡Bienaventurado aquel que coja tus hijos y los estrelle contra el suelo!".

¡Dolor, odio y cólera!

El primer gran dolor nacional, fué el de la cautividad de Babilonia. La colgadura de la logia es negra, color de duelo, sembrada de lágrimas, de esqueletos, de calaveras y de huesos en aspa. La contraseña es la palabra latina Salix, sauce: "De los sauces colgamos nuestras liras".

La segunda gran desgracia fué el incendio del Templo, bajo el reinado de Tito, el nueve del mes Ab; este días es hasta hoy día de ayuno para los judíos, y de ahí la segunda contraseña: la palabra latina Noni, el ayuno.

El abate Chabauty ha demostrado la perennidad de un gobierno único para los judíos dispersos. "Es históricamente incontestable -dice- que, desde su dispersión hasta el siglo XI, los judíos tuvieron un lugar conocido y visible de unidad y dirección". Teodoro Reinach lo afirma así en su "Historia de los israelitas".

Después de la ruina de Jerusalén, este centro se halló largo tiempo unas veces en Jafné y otras en Tiberiades; estaba representado por los > (grado 20) que gozaban de gran autoridad. > que llevaban sus órdenes a los judíos de las provincias más alejadas y recogían los tributos. Estos Patriarcas obraban de una forma ostensible u oculta, según las disposiciones de los emperadores romanos respecto de los judíos; desaparecieron bajo Teodosio.

Por encima de estos Patriarcas estaban los Príncipes de la Cautividad, que residieron largo tiempo en Babilonia. Los escritores judíos establecen gran diferencia entre los Patriarcas de la Judea y los Príncipes del Exilio. Los primeros, según afirman, no eran sino lugartenientes de los segundos. Los Príncipes de la Cautividad tenían la calidad y autoridad absolutas de jefes de toda la dispersión de Israel. Según la tradición de los doctores, fueron instituídos para ocupar el lugar de los antiguos reyes y tenían derecho a ejercer su imperio sobre los judíos de todo el mundo.

Los califas de Oriente, aterrados ante su poderío, les hicieron objeto de terribles persecuciones, y a partir del siglo XI la historia, deja de mencionar a estos jefes de Israel.

¿Desaparecieron por completo, o solamente cambiaron el lugar de su residencia? Esta segunda hipótesis es, con mucho, la más verosímil, vista la carta de los judíos de Arlés y Provenza, fechada en 1489 que ya vimos en su momento. El abate Chabauty, deduce de ello la evidencia de que el Jefe Supremo residía en Constantinopla, era el sucesor de los Príncipes del Exilio de Babilonia. Se encontraba en el centro de la dispersión y gozaba de gran autoridad: >.

No debe pues asombrarnos hallar a la cabeza de esta institución esencialmente judía que es la Masonería al verdadero Príncipe del Exilio, oculto bajo el nombre de Príncipe del Real Secreto, con el epíteto >.

Hay que convencerse de una vez de que la organización secreta de la Masonería es el plan de guerra más habil y disimulado de la Sinagoga decaída para conseguir la subyugación de todos los pueblos de la Tierra en pro de la nación israelita. Todo el que se afilie a esta sociedad, cooperará a la Gran Obra judía, a la colocación del Kether-Malkhut (corona real) del mundo sobre la frente del judío".

OTRAS CONSIDERACIONES DE LA OBRA EN CUESTION:

Interpretación oficial filosófica del Grado 32: "El desarrollo de la potencia colectiva de la Orden Masónica".

Interpretación oficial política y religiosa del Grado 32: "[Se alcanza con el grado 32] la cooperación armoniosa de todos los talleres masónicos".

Interpretación judaica del Grado 32: "Se la hace Príncipe del Real Secreto, Príncipe del Exilio, y es admitido en el Consistorio y en el Poder Ejecutivo de la Orden".

Interpretación luciferina del Grado 32: "Es constituído Príncipe del Secreto luciferino y entra en el ejército que marcha a la venganza de Lucifer y a la conquista del Paraíso perdido".

------------------------------------------------------------------------------------------------

FUENTE:

Agrupación Patriótica Aurora
Publicar un comentario