lunes, 19 de abril de 2010

Asi le lavan la cabeza a los pibes

19 de abril - Día de la Convivencia en la Diversidad Cultural


Preservar la memoria es ejercer la dignidad


Hace 67 años los vituperados residentes del ghetto de Varsovia aunaron sus últimas fuerzas y tuvieron el coraje de luchar contra la opresión nazi. Lo hicieron por la dignidad humana que les había sido pisoteada... finalmente todos fueron fusilados.
Los alumnos de primer año, quinta división, del Instituto Secundario Bernardino Rivadavia proponen mantener viva esa convicción y esa lucha a través de la memoria. Esto tienen para decirle a su ciudad y la región.


El Ministerio de Educación de la Nación incorporó esta conmemoración a partir de la Resolución 126/00 en recuerdo del levantamiento del ghetto de Varsovia, ocurrido en 1943, en homenaje a las víctimas del Holocausto durante la Segunda Guerra Mundial y, sobre todo, para preservar la memoria del pasado.
El 19 de abril de 1943 los habitantes del ghetto de Varsovia tuvieron el coraje de levantarse en contra de las fuerzas del nazismo, ocupantes de su país, Polonia, y fueron salvajemente asesinados.
Se destacó que “lo relevante del suceso histórico no es sólo que los habitantes del ghetto se hubieran levantado, sino que lo hicieron conscientes de que serían reprimidos para demostrar simplemente que aquello por lo que eran perseguidos -su fe, su cultura, la pertenencia a su pueblo- formaba parte de su dignidad. (Tal es así que), si lo perdían o enajenaban sólo para salvarse, perderían la dignidad.
El caso es una muestra que permite comprender las razones históricas que respaldan la noción de los derechos humanos, uno de los claros productos de la posguerra.
En efecto, la noción de los derechos humanos comprende el respeto por la dignidad y la libertad de las personas a partir de considerar que todos nos encontramos en situación de igualdad para ser titulares de estos derechos por el sólo hecho de ser humanos.
Esta noción tiene como componente ineludible el principio de no discriminación, esto es, la descalificación jurídica y moral de toda conducta que tenga por objeto lesionar, obstruir o impedir el ejercicio de los derechos humanos por razones fundadas en características personales”.

Tres recetas de los chicos

Cómo preparar una torta de convivencia
Los chicos trajeron a la escuela y compartieron en el aula y con todos los compañeros y profesores muchas recetas para vivir desde y para la dignidad.
Las quisiéramos publicar a todas, pero por razones de espacio seleccionamos tres y se las pasamos a los lectores que están ansiosos de preparar una torta de convivencia, un suflé de diálogo y respeto con salsa de dignidad o un budín de tolerancia y cariño.
Esta es la propuesta que elaboraron los chicos. ¡No se pierdan estas delicias...!
• Torta de convivencia:
- Mezclar igualdad, reglas e información en abundante
cantidad.
- Lograr mucha comunicación y, en ocasiones, agregar perdón.
- Tamizar las diferencias con algo de comprensión.
- Evitar que se hagan grumos de conflictos y discriminación.
- Luego llevar al horno, desmoldar con paciencia y espolvorear
con unión.
• Suflé de diálogo y respeto con salsa de igualdad:
- Verter media cucharada de diálogo y media de respeto en un bol de igualdad.
- Batir hasta llegar a conocer al otro.
- Agregarle unas gotitas de leyes.
- Procurar un preparado de convivencia y amasar hasta llegar a
un punto de ideas.
- Luego cortar en rodajas de dignidad sobre los individuos.
- Informarse acerca de las diferencias.
- Combatir los problemas con tolerancia, tomar decisiones y
finalmente sacar el conflicto.
- Mezclar cultura, costumbres y evitar el conflicto.
- Agregar todo en un solo bol de derechos con una pisca de
reglas.
• Budín de tolerancia con esencia de cariño:
- Tener a mano cinco kilos de respeto, tres kilos de tolerancia,
dos kilos de paciencia y esencia de cariño.
- Mezclar en un bol el respeto, la tolerancia y la paciencia.
- Luego agregar las gotitas de cariño.
- Colocar el preparado en un molde previamente enmantecado con buenos modales.
- Una vez concluido llevar a horno moderado durante una hora.
Nota de Redacción: ¡gracias chicos, ojalá los grandes aprendamos a cocinar!

Fuente: http://www.eldiariocba.com.ar/noticias/nota.asp?nid=23633

No solo que la nota esta cargada del discurso oficial del nuevo orden mundial, sino tambien que si uno se pone a leer con atención llega a la conclusión de que es bastante pelotuda. Las escuelas se convirtieron en los centros de lavado de cerebro para las generaciones futuras.


Agrupación Lacebrón Guzmán.
Red Patriótica Argentina.
Publicar un comentario