lunes, 21 de mayo de 2012

LOS "DELIRIOS" DEL NACIONALISMO


Los Masones reconocen su participación en el gobierno


La masonería argentina vuelve a levantar su perfil, reconocen haber estado presentes en la mayoría de las decisiones de los gobiernos argentinos, según una entrevista de la agencia Télam.

Ni secretos ni conspirativos, los masones argentinos del siglo XXI se esfuerzan por mostrarse, difundir sus ideas y sumar "hermanos", y para ello no tienen reparos en incursionar en las redes sociales ni en montar una exposición.

La masonería fogoneó la independencia y tuvo su auge en la organización nacional"La masonería no tiene nada que esconder y sí mucho para ofrecer a la sociedad", definió Angel Jorge Clavero, el Gran Maestre de la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones, entrevistado por Télam.

Clavero, elegido en 2008 y reelecto en 2011, con 27 años de trayectoria en la Logia, le está cambiando la cara a esta entidad, fundada en 1857 pero heredera de tradiciones medievales, porque "la masonería estaba un poco quedada en el tiempo como institución", admitió.

La nueva etapa incluyó una apertura a los medios de comunicación, el dictado de cátedras de librepensamiento, visitas guiadas a su sede central, difusión por Internet y -próximamente- una exposición abierta a todo público.

El dirigente calcula que la expo masónica será posible el año próximo. "Sería la primera vez y se vería cómo se hizo el país, sus hospitales públicos o su educación", detalló.

La política de apertura incluye la organización de cátedras de Librepensamiento en universidades nacionales así como otras actividades académicas y de difusión.

Docentes de la Logia enseñan esa doctrina, que asigna a la razón individual independencia absoluta de todo criterio sobrenatural, en las universidades de La Plata y Buenos Aires, mientras maduran acuerdos similares con las de La Matanza y Avellaneda.

Masones y no masones trabajan juntos en el Instituto Laico de Estudios Contemporáneos (ILEC), sobre temas del laicismo, y en el Observatorio de la Ciudadanía, muy activo en los últimos turnos electorales, invitando a los candidatos para exponer sus ideas ante los miembros de la logia.

Clavero asegura que la apertura fue muy beneficiosa. "La gente, conociendo la masonería tal cual es, lee, se acerca, consulta, y hasta indaga sobre antecedentes familiares, que muchos los tienen. Y tenemos muchos ingresos", afirmó.

El gran maestre calcula que en la Argentina hay actualmente 12.000 "hermanos", 6.000 de ellos activos, organizados en unas 200 logias, de las cuales la mitad está en el área metropolitana.

"El crecimiento nos permitió bajar la edad promedio de 58/59 años a 40. Los ingresos del último semestre de 2011 tienen edad promedio 36,4 años. Además, ahora hay masonería en todas las provincias mientras que antes no teníamos en 14", reveló.

Clavero no lo menciona, porque entre los masones conviven todas las posiciones políticas, pero otro factor de esta expansión podría encontrarse en las posiciones progresistas de la institución sobre temas que la sociedad ha puesto en valor.

Desde siempre, los masones propician "la república como forma de gobierno y la democracia como estilo de vida, y son defensores a rajatabla de la enseñanza pública, laica, gratuita y obligatoria", destacó Clavero.


Apoyan el aborto y el matrimonio igualitario
Además, la Gran Logia se ha pronunciado a favor de la ley de Matrimonio Igualitario y del fallo de la Corte Suprema sobre el aborto, estudia las reformas propuestas al Código Civil, aunque adelantó que las ve "con buenos ojos", y prepara una mesa redonda sobre muerte digna, temas todos a los que la sociedad está atenta.

Actualmente batalla contra la decisión del gobierno de Salta de incluir la educación católica en la enseñanza pública.

"Luchamos para que los dogmatismos no penetren en la escuela pública. El guardapolvo blanco representa la igualdad. Fuimos impulsores de la ley 1420, de enseñanza pública universal, laica, gratuita y obligatoria", remarcó.


No aceptan mujeres y tampoco hablan de los "ritos" por los que se llega hasta el grado 33


La masonería se define como una institución filosófica, filantrópica y progresista, porque propone la búsqueda del saber a través de la razón y la ciencia, profesa el altruismo y enseña y practica la solidaridad y la libertad de conciencia.

Sus principios son Libertad, Igualdad y Fraternidad, tomados por la Revolución Francesa, y reniega tanto de los dogmas como de los fanatismos.

"Decimos como Immanuel Kant, padre de la modernidad: ten el valor de pensar por vos mismo", resumió Clavero.

El gran maestre la describe como "una escuela de buenos ciudadanos que queremos elevarnos moral, intelectual y espiritualmente; pensar por uno mismo dentro de una absoluta libertad de conciencia", resumió Clavero.

Ese ideario trajo muchos problemas a los masones en épocas y en sociedades dominadas por dogmatismos religiosos o ideológicos, o por el despotismo, lo que forzó a las logias al secreto y la clandestinidad, y fomentó el misterio sobre la masonería.

"En la España de Franco, en 1940 se dictó una ley contra el comunismo y la masonería, que incluía el fusilamiento", recordó Clavero.

En la Argentina de hoy, en cambio, ni siquiera es necesario ya, el antiguo requisito de ingreso de ser presentado por un masón. "Ahora, se puede ingresar haciendo un clic en la opción ofrecida en la página www.masonería-argentina.org.ar", indica el Gran Secretario Pablo Lázaro, presente en la entrevista.

La institución conserva, eso sí, una tradición fuera de sintonía con la época: no incorpora mujeres. "Tienen logias separadas", explican.


http://www.politicadigital.com.ar/nacionales/1157-los-masones-reconocen-su-participaci%C3%B3n-en-el-gobierno
Publicar un comentario