sábado, 31 de mayo de 2014

CÓDIGO, DEFAULT Y FÚTBOL



 Por José Olano

Tres elementos aparentemente sin conexión podrían estar en realidad más conectado de lo que parecería a simple vista. Por un lado tenemos un ante-proyecto de código penal y civil, por el otro un fallo desfavorable de 2° instancia en la justicia norteamericana que podría poner en default a la Argentina y en el medio un mundial de fútbol con altas probabilidades de que Argentina salga campeón o al menos llegue a semi-finales.




La Argentina apeló el fallo para que sea tratado por la corte suprema de Estados Unidos, esta corte al contrario de los juzgados comunes tiene injerencias políticas y la elite norteamericana tiene más hilos en ese lugar. De lo que diga esa corte depende el destino de nuestro país. En otras palabras significa que si la Argentina hace algo que la elite norteamericana le pida, entiéndase como tal a la elite del nuevo orden mundial también conocidos como sinarquía, entonces pude ser que la corte suprema estadounidense sea “benigna” con La Argentina.

El Gobierno actual no puede permitirse un revés tan grande, más ahora que desea obtener crédito externo para seguir derrochando, por lo que seguramente esté preparando eso que la gente del NOM le esta pidiendo. ¿Qué podría ser eso? Pues nosotros creemos que es el nuevo código penal y civil. Si se aprueban estas nefastas leyes es probable que la gente de la sinarquía haya prometido mover sus  hilos en la corte suprema de Estados Unidos. Aun así la gente de la sinarquía es traicionera por tradición.

El ante-proyecto del código es extremadamente impopular, por lo que no pueden hacerlo pasar así no más. Es ahí donde entra el mundial. La distracción perfecta, mientras la gran mayoría de la gente está distraída viendo el mundial y vivando al equipo, el nuevo código va a ser aprobado por las dos cámaras en menos de lo que puedes decir gooool. Seguramente entre un combo importante de medidas impopulares.

Este gobierno como un adicto al juego está desesperado por conseguir dinero para seguir costeando sus vicios, incluso está dispuesto a prostituirse, lo que eufemísticamente se llama integrarse al mundo (o mejor dicho que la sinarquía nos integre bien integrados). En estos casos hay que evitar que se le siga prestando al adicto. Hacer todo lo posible para que esos códigos no pasen es también hacer todo lo posible para que la argentina no se siga endeudando y más aún procurar que rompa relaciones con los usureros de la sinarquía. Lo que en otros tiempos hubiera significado arreglarnos solos, hoy significa abandonar el bloque de alianzas donde la sinarquía es más fuerte (Naciones Unidas y EEUU) por el bloque más conservador y menos envenenado liderado por Rusia.

Romper con los usureros traería además un cambio en el panorama político, es probable que un acercamiento mayor a Rusia atraiga una mayor actividad de agentes y dinero rusos que apoye a partidos o políticas similares a las del Partido gobernante en Rusia. Algo necesario para alinear alianzas con políticas, cosa que hoy está muy confuso y caótico, no sólo en Argentina sino en toda Latinoamérica.
Publicar un comentario