sábado, 27 de noviembre de 2010

GENTE IDEALISTA

Sergio Schoklender (52), abogado de Madres de Plaza y mano derecha de Hebe de Bonafini, reconoció a Madeleine Camille Schneer (11) como su hija biológica, tras un juicio de 11 años, que aún sigue. Aunque la Justicia todavía no se expidió, Schoklender adoptó la medida tras conocer los resultados de la prueba de ADN. Pese a lo cual, ahora la madre de la niña iniciaría un juicio por alimentos.

Reconocimiento. El 12 de mayo de 2010 se conoció el resultado del ADN:“Probabilidad superior al 99,99%”. Días más tarde, Shoklender presentó un escrito en el cual reconoció “de manera expresa y voluntaria el reconocimiento de la paternidad de la menor Madeleine Belén Schneer”. “Manifiesto que las cuestiones referidas a los alimentos, régimen de visita, y demás cuestiones conexas serán objeto de acuerdo entre las partes (...)”

Esta historia podría ser una más entre las miles que existen en la Argentina sobre padres que se realizan pruebas para conocer su paternidad. Pero en este caso es particular: se trata del abogado de las Madres de Plaza de Mayo y que pasó quince años presos por matar, junto a su hermano, a sus padres en mayo de 1981.

Relación intensa. María Belén y Schoklender se conocieron en diciembre de 1995 en Tucumán cuando él le firmó un autógrafo en su libro, “Infierno y resurrección”. El mensaje fue corto, pero a ella la encandiló: “Con mucho cariño y afecto” decía el mensaje. Cuando él volvió a Buenos Aires, ella le escribió una carta y recibió una respuesta. A partir de allí comenzó una relación a distancia entre ambos.

Pero las cosas se enfriaron y ella fue decidida a la capital para terminar con él. Corría el mes de diciembre de 1997. Según su versión, fue la última vez que estuvieron juntos. Esa noche quedó embarazada. En enero del ‘98 tuvo la noticia. Según cuenta María Belén, desde Buenos Aires la llamaron apenas se conoció la noticia del embarazo. Allí, "una tal Karina, supuesta secretaria de él, me recomendó no llevar adelante esto". Ella se negó. Pero las amenazas habrían continuado: "la actitud de Sergio hacia mí y el tema en cuestión, fue de absoluta hostilidad. Canceló nuestro diálogo e hizo intervenir a Sergio Gandolfo, uno de sus socios-amigo".

Perfil.com se comunicó con ambos, quienes negaron las amenazas e incluso fue Shoklender quien dio otra versión de los hechos: “Yo me ofrecí a pagar todo desde el primer día. Incluso a reconocerla . Ellos (su familia y los abogados) no querían que me haga el ADN para sacarme una fortuna”, se defendió Schoklender.

Madeleine nació el 2 de septiembre de 1998. Ella la crió sola, y a 1200 kilómetros de su padre. “La justicia me dio un trato feroz, como si Madeleine fuera la hija de Obama. Gandolfo me torturó llamándome durante todo el embarazo” . En 2004, María Belén le escribió una carta al por entonces presidente Néstor Kirchner para que interceda en el tema. Seis meses más tarde le contestó Eduardo Luis Duhalde, secretario de Derechos Humanos de la Nación. Le respondió que “no se metían en temas personales”. María Belén se indignó: “Eso es mentira porque por ejemplo el caso de Marita Verón, nada tiene que ver con la dictadura y sin embargo Duhalde estuvo hasta el cuello en el tema. Ni él ni (Hebe) Bonafini me dieron su apoyo”.

Aún no hubo un fallo judicial. El abogado de Schneer, Patricio Aráoz, adelantó a este portal que el próximo paso es un juicio por alimentos, ya que "desde hace diez años que no pasa un peso". Los tiempos de la Justicia van lentos. En este caso, más de 12 años. La polémica por Madeleine no terminó.


http://www.perfil.com/contenidos/2010/08/19/noticia_0018.html

Publicar un comentario