viernes, 10 de abril de 2015

DOS CARAS DE LA MISMA MONEDA


En sintonía con la nota aparecida hace unos días atrás donde el líder del partido marxista - troskista argentino, Altamira, declara en una universidad estadounidense que “el marxismo es en última instancia más liberal que los liberales, debido a que su objetivos último es la desaparición del estado” (ver: http://redpatrioticargentina.blogspot.com.ar/2015/04/futuro-candidato-del-sistema.html), encontramos este artículo aparecido en febrero en el suplemento económico de Clarín, donde se puede apreciar, según se puede deducir de sus palabras, la aparente fluida relación entre un magnate de nuestro país, y cercano al gobierno, con militantes del izquierdista movimiento zapatista y las declaraciones bastante sorprendentes de éste último.

Nuestra inferencia viene de la naturalidad con la que el señor Grobocopatel cuenta el intercambio de opiniones que tuvo con dichos militantes.


La noticia en su versión papel


La nota habla sobre el tema de los polémicos agroquímicos, pero la parte que más nos interesa es donde dice:

“Los aumentos de productividad son muy grandes y muestran que los desarrollos sofisticados privados están presentes en el fin de México”, dijo Grobocopatel, que contó que un militante zapatista dialogó con ellos en la iglesia de Ocosimbo, y les explicó el propósito del movimiento que desde 1994 desafía al Estado mexicano. “Nos dicen que no reconocen al gobierno y que están a favor del comercio libre. Para ellos es sin pagar impuestos y sin las restricciones que imponen los estados. Todavía estamos pensando sobre cómo los relatos construyen realidades, ideas y conductas. Mientras el líder se viste con jeans y ropas importadas”, sintetizó el empresario argentino.



A las claras el encuentro no fue casual, partiendo del hecho de que no creemos que el judío Grobocopatel y un militante zapatista se hayan encontrado por casualidad en misa.


Por eso parece que no es solo el marxista Altamira el que parece reconocer la predestinación liberaloide del marxismo, sino que por otras latitudes la cosa es análoga. También debe llamar la atención (a nosotros, los nacionalistas, no) el natural trato entre un magnate económico y un “anticapitalista” marxista.

Como siempre decimos, son los marxistas y los grandes capitales las dos caras de la misma moneda y ambos apuntan a lo mismo, la desaparición de los estados (internacionalismo) y la creación de un Nuevo orden mundial dominado por el libre mercado, lo que equvale a decir por grandes grupos económicos.




Versión digital de la noticia: http://www.ieco.clarin.com/economia/batalla-leches-infantiles_0_1308469426.html
Publicar un comentario