lunes, 24 de diciembre de 2012

GOBIERNO DE OCUPACIÓN


Cancillería Argentina contra la ley que perjudica a los británicos



Como si fuera la defensora de los intereses británicos, desde Cancillería se mostraron en contra de la ley "Gaucho Rivero", que ya ha causado pérdidas económicas a los kelpers...

Cancillería Argentina desea que se haga valer un decreto por sobre las leyes provinciales. El decreto solo obliga informar el destino de la embarcación, a Malvinas; en cambio las leyes, prohíben el amarre y abastecimiento de las embarcaciones que exploten los recursos naturales que usurpan los ingleses. En forma insólita, la Cancillería Argentina defiende los intereses del usurpador.

La prensa británica había publicado días pasados, la "ira del Foregin Office" (Cancillería británica), por la aplicación de la ley Rivero. Hoy, en forma insólita, nuestra Cancillería parece una oficina del imperio, intercediendo para que la ley quede sin efecto.

Dios salve a la reina de ocupación nac y pop
(Sur54.com),18 de diciembre.- Funcionarios de la Cancillería manifestaron que no coinciden con la interpretación de la ley Gaucho Rivero que reglamentó la gobernadora Fabiana Ríos de Tierra del Fuego y que prohibió la entrada a Ushuaia de varios cruceros. Pidieron a sus pares provinciales, presentes en el encuentro, que reglamente la Gaucho Rivero ajustándose al Decreto nacional 256/10. La reunión fue encabezada por el Director General de Malvinas e Islas del Atlántico Sur, Javier Esteban Figueroa. También participó Kellie Meiman, representante de los inversores de Holland America Cruise Line, una de las principales empresas de cruceros turísticos. Además, en las oficinas de la Cancillería, estuvieron presentes funcionarios del INFUETUR y del Municipio de Ushuaia.

Fuentes del sector turístico habían anticipado la llegada a Buenos Aires y Ushuaia de Meiman, preocupada por las últimas cancelaciones de cruceros en Ushuaia y el anuncio de otras empresas de levantar todas las recaladas de la temporada.
Meiman solicitó un encuentro para poder transmitir a la Holland America Cruise Line cuál era la situación real ante la llegada de cruceros de esa firma a la capital fueguina.
Figueroa le transmitió una "postura contundente". Cancillería "no coincide con la interpretación de la ley, que está perfecta como está, y que en ningún caso habla de cruceros", señalaron a este medio las mismas fuentes.

El funcionario nacional explicó que el Decreto nacional 256 "es claro al respecto y es el gobierno nacional el que quiere seguir ejerciendo jurisdicción a través de las autorizaciones a los cruceros".

En su artículo 1 establece que "Todo buque o artefacto naval que se proponga transitar entre puertos ubicados en el territorio continental argentino y puertos ubicados en las ISLAS MALVINAS, GEORGIAS DEL SUR Y SANDWICH DEL SUR, o atravesar aguas jurisdiccionales argentinas en dirección a estos últimos, y/o cargar mercaderías a ser transportadas en forma directa o indirecta entre esos puertos, deberá solicitar una autorización previa expedida por la autoridad nacional competente".

La diferencia entre el decreto presidencial y la ley Rivero que rige en las provincias patagónicas es clara: El decreto solo pide informar el rumbo; la ley provincial, directamente prohíbe el amarre y abastecimiento.

El pedido de Nación, es que el Poder Ejecutivo de Tierra del Fuego ajuste la reglamentación de la ley Gaucho Rivero a esa norma. Es decir, que no se prohiba el amarre de buques que vayan a saquear nuestros recursos.

La ley Gaucho Rivero, sancionada en Tierra del Fuego y replicada en provincias con litoral marítimo, señala la prohibición de la "permanencia, amarre o abastecimiento u operaciones de logística en territorio provincial de buques de bandera británica o de conveniencia, que realicen tareas relacionadas con la exploración, explotación de recursos naturales, buques militares, dentro del ámbito de la cuenca de las Islas Malvinas sobre la plataforma continental argentina".
Tras prohibir la entrada de dos cruceros en febrero pasado, la gobernadora Ríos reglamentó la ley considerando a la "explotación de recursos naturales" a los "servicios turísticos".

Durante la reunión, Cancillería además garantizó el máximo apoyo nacional para que Ushuaia sea el puerto de entrada a la Antártida. Meiman quedó "gratificada por la reunión con las autoridades nacionales, está transmitiendo a sus representados que es una muy buena señal de la Argentina".

http://www.malvinense.com.ar/smalvi/2012/2255.htm


Publicar un comentario