sábado, 7 de mayo de 2016

EL CURRO DE LOS DERECHOS HUMANOS



MACRI NO VA A LIBERAR A NINGUN MILITAR NI DETENER LOS JUICIOS

Dejemos claro una cosa, cuando nosotros decíamos que eran lo mismo y llamamos a la abstención electoral se nos dijo de todo.
Ahora esperamos que ya se hayan dado cuenta. El curro de los DDHH nunca se va a terminar, porque es política exterior de los EEUU (o mejor dicho de los sionistas que manejan la política exterior de los EEUU) y consecuentemente política de Estado nuestra y de todo el orbe monitoreado por yanquilandia. ¿Cómo puede ser? ¿Si EEUU apoyó la lucha contra el comunismo en Latinoamérica en los 70? preguntarán algunos con mente maniquea que solo ven blanco o negro, bueno y malo.

Sí, EEUU apoyó las dictaduras que introducían en sus países el monetarismo de Friedman a sangre y fuego, pero, recordemos, también ayudó  a Fidel Castro  a tomar el poder en Cuba y también presionó a Videla para que largue a Timermman, periodista sionista tan amigo de los militares como de la guerrilla castrista, seguramente porque las conexiones llegarían cerca del país del norte, como se comprobaría años después cuando las tropas que comandaba el Gral. Santiago Raberos capturara a la guerrillera y agente de la CIA Diana Erb y EEUU exigió fuera liberada y remitida a su país. A tanto llego la presión de los gringos que Videla, asustado exigió a Riberos su liberación - famoso como era ese militar por no dejar vivo a ningún castrista capturado- amenazándole que de no hacerlo "le rompería el culo". Demás esta decir que hoy la mencionada vive tranquilamente en su patria. Indudablemente la historia de esta guerra y la relación con EEUU no es blanco o negro, ni ese país  es aliado nuestro ni nada que se parezca. Tiene intereses permanentes nada mas que eso Malvinas es el ejemplo.

La estrategia a largo plazo del poder mundial enquistado en los EEUU fue muy simple, dejar actuar a los  grupos subversivos para luego apoyar dictaduras que reprimían mal, fuera de la legalidad liberal, para luego tener al continente a su merced, sin guerrillas y con FFAA desprestigiadas y repudiadas por el propio pueblo. Los militares hicieron el trabajo sucio y encima pagaban por ello como violadores de los DDHH elevados al rango de religión oficial, dogma capital y a política de Estado de toda comunidad que se repute civilizada

Por eso los títeres que tenemos de presidentes van a seguir con el curro de los DDHH en tanto y en cuento sigan alineados con el discurso de EEUU y toda la mafia usurera y sionista que lo maneja. Por eso Macri va a continuar condenando a militares como lo haría cualquier gobernante tributario del Sistema. Aunque a las mentes bifocales que se quedaron en la guerra fría les parezca contradictorio
MARTIN LEDESMA 

Publicar un comentario