miércoles, 12 de agosto de 2009

VERSO

La Nueva Dialéctica Trucha
(Publicado en Patria Argentina)

Como lo venimos viendo, no tenemos más remedio que advertirlo. Sabemos que es muy posible que la advertencia como siempre caiga en saco roto. La religión democrática es así, siempre presenta ante la masa nuevos motivos para infundadas esperanzas. Tan infundadas como aquellas que les precedieron y también terminaron en fraude y engaño. Parece que los argentinos no atinaran a razonar. No se dan cuenta que si mezclamos agua y tierra siempre vamos a lograr barro. No importa que nombre le pongan ni en que forma se haga la mezcla. El resultado va a ser siempre el mismo.
Es así que finiquitada la experiencia kirchnerista, nuevos montajes se preparan en las usinas del Sistema de Dominación que instrumentan el gatopardismo de siempre.
Resulta mas que mencionable, la importancia que los medios dieran a Pino Solanas, como una nueva fuerza política cuando en realidad se trata de un rejuntado que solo tiene posibilidades en la Capital Federal. Los medios se han desvivido para mostrar a Solanas como adalid de la decencia y de la defensa de los intereses y la soberanía Argentina. Hasta ciertos camaradas se habían esperanzado también. Confieso que algunas cosas que decía no me disgustaban y que su película “ La Ultima Estación ” me pareció excelente con la salvedad de algunas escenas de ideologismo bolche que podrían haber sido obviadas.
Pero sabemos ya que aquello que relumbra dentro del Sistema jamás es oro y si mercadería averiada
Pino Solanas es al menos en forma tentativa y por ahora, el instrumento de una nueva dialéctica intrasistemica. Una muestra de lo que venimos reseñando desde este diario (Patria Argentina) desde hace años.
Muerto el desgraciado proyecto K, por mas que los impresentables de siempre quieran darle respiración artificial, había que encontrar un contrincante para contrarrestar el polo neoliberal o sea la derecha económica (culturalmente todo es progresismo mas o menos radicalizado) y el ensamblado de Pino daba para eso: una pizca de nacionalismo económico estatista, mechado con zurdería chabista y el mismo proyecto cultural de siempre (marxismo de Frankfurt, abortismo, FLACSO, derechos humanos y todo el mismo etcétera que el peronismo K).
La versión izquierdista del Régimen queda más o menos ensamblada. Veremos como evoluciona de aquí al 2011. Pueden adosársele piqueteros hoy K, porciones del aparato peronista y de la transversalidad fallida anteriormente.
La banda de los derechos humanos (Verbitzky, la Gorda Bonafini , la truchiabuela Carlotto y demás vividores) apoyaran siempre y cuando haya para ellos promesa de alguna tajada. Concretamente guita, que es lo único que los mueve. Podría funcionar en tanto no comenzaran los disensos internos, mas por cuestiones personales, que por lo demás son todos la misma cosa.
Del otro lado el polo de la derecha económica esta armado ya ,aunque también precariamente. A diferencia del menemismo ya no tiene un estilo filo populista. A pesar que se haga llamar peronista es liberalismo económico puro y duro. Eficientista, pro yanqui abiertamente, abre las puertas para un nuevo raund de capitalismo salvaje y de horror económico. También de buenos negocios para las multinacionales y los amigos del poder (como en todos los gobiernos). La Argentina se pondrá nuevamente en venta y nuevas privatizaciones nos beneficiaran
Ya sabemos, las villas seguirán creciendo al mismo ritmo o mayor de la época de la cleptocracia K.
Pero este polo tendrá su variante mundialista y también progre encarnada por los residuos del radicalismo cuyas cabezas son Cobos y Carrió. Con las bendiciones de la banca Attali cuyo “pollo” es aquí Prat Gay tratará de captar los votos del ninismo (ni el populismo, ni los liberales). Presentaran una variante supuestamente humana del capitalismo financiero mas descarado. Lo mismo que el liberalismo de Macri, Narváez o en su caso Reutemann pero con una sonrisita meliflua.
A estas tendencias que ya conocemos de sobra en lo que respecta a sus políticas como sabemos de las hazañas de sus personajes más conspicuos se adosaran las expresiones marginales del sistema de dominación. El polo supuestamente izquierdista (Pino) recibirá el apoyo disimulado (que llaman ellos crítico) de la ultra izquierda en su rol parasito, como tropas de choque a cambio de los subsidios que baja el Banco Mundial para sus proyectos sociales. O sea seguir ejecutando el caos a que nos tienen acostumbrados, creyendo algunos que ese caos es el preludio de la revolución social.
El otro el del neoliberalismo neto (Narváez, Macri o Reutemann) o en su caso el capitalismo financiero con rostro humano (Carrió, Cobos etc.) recibirá el apoyo del procesismo residual (piensan que van a solucionar el problema de los militares presos), la derecha conservadora y gorila emergente del golpismo y fetichista de la constitucion de 1853, también apoyará aunque no lo diga
Si el cuadro es ese, y es posible que lo sea, tenemos otra vez sopa, recalenta o más bien echada a perder. Al menos yo. paso.

Guillermo Rojas
Publicar un comentario