martes, 6 de diciembre de 2011

CON LAS ISLAS INVADIDAS ENCIMA SOMOS LOS MALOS DE LA PELICULA


Numerosos pesqueros españoles que capturan en el área de las Malvinas son hostigados por autoridades argentinas que niegan paso en su viaje al puerto de Montevideo por "aguas de uso común" creando una situación crítica entre ambas naves bien próximas.
Numerosos capitanes de buques pesqueros españoles que operan en aguas del Atlántico Sur y las Malvinas acaban de formular enérgicas denuncias a las autoridades de España, a la Unión Europea y al gobierno de Uruguay, señalando que sus barcos están siendo acosados por unidades navales de la Argentina al cruzar por aguas de uso común como "paso inocente" en navegación hacia el puerto de Montevideo. En su mensaje a dichas autoridades, explican que son gravemente hostigados, al extremo de llegar al filo del abordaje. Más aún tenemos entendido que uno de estos barcos, el "Playa de Sartacen", vivió instantes dramáticos cuando una de las embarcaciones patrulleras argentinas pretendió llevar a cabo el abordaje que fue impedido por el capitán y los oficiales españoles según los informantes.
LA CARTA. De esta carta hemos extraído algunos párrafos que transcribimos; "Hasta hace aproximadamente dos años, los buques de pesca que faenamos en aguas internacionales del Atlántico SW, así como en aguas de las Islas Falkland (40 buques con 600 tripulantes españoles y otros 600 de distintas nacionalidades), tanto al dirigirnos al puerto de Montevideo donde habitualmente realizamos escala para descargar las capturas y pertrechar el buque, como al regresar a los caladeros de pesca, navegábamos por aguas de la ZEE (Zona Económica Exclusiva) de Argentina, previa autorización de entrada en sus aguas que se solicitaba por UHF a Prefectura Naval Argentina.
Desde hace dos años, vulnerando todos los acuerdos del derecho de paso inocente por aguas de cualquier país, se nos niega la autorización a navegar por la ZEE de Argentina si en fecha posterior al 21 de junio del 2009 hemos navegado por aguas de las Islas Falkland, en cuyo caso se necesitaría una "autorización especial" para navegar por sus aguas.
SANCIONES. "Aun así, desde hace un tiempo, estamos sufriendo un acoso constante por parte del gobierno argentino cuando al navegar por aguas de la 'zona común argentino/uruguaya del Río de la Plata', en las proximidades al puerto de Montevideo, estamos siendo interceptados por buques de guerra de la armada argentina, que nos solicitan los datos del buque, de la empresa armadora y el nombre y número de pasaporte del capitán, cuántos hijos tenemos, cuántos sobrinos, así como si hemos navegado por aguas de las Islas Falkland, en cuyo caso nos informan que se nos abre expediente y seremos sancionados por un delito grave al vulnerar el "decreto argentino 256/210" que se refiere al requerimiento de una "autorización especial" para navegar por sus aguas".
SIN DELITO. "Los capitanes de los buques consideramos que no hemos cometido ningún tipo de infracción o delito, ya que estamos debidamente autorizados tanto por nuestro gobierno, como por el gobierno de las Islas Falkland para navegar y faenar en sus aguas mediante licencias de pesca, y estamos siendo tratados como delincuentes por parte del gobierno argentino, y viviendo constantemente con el temor de ser apresados por sus patrulleras incluso en aguas internacionales. Asimismo tampoco entendemos por qué se nos niega el derecho de paso inocente por aguas de la ZEE argentina sin que nadie haga nada al respecto".
DETALLES. Más allá del diferendo entre Argentina e Inglaterra, nuestra postura y aspiración es que Montevideo no se vea afectado por decisiones argentinas que en definitiva dañan directamente a nuestro puerto que podría perder fuentes ocupacionales. Esta situación se está dando con gravedad creciente con los barcos españoles y con otros pesqueros que operan en las Malvinas y Atlántico Sur, algunos de los cuales ya han dejado de operar en el puerto de Montevideo y se han ido a puertos del Brasil, seguramente Río Grande. Y si los españoles persisten en utilizar aguas comunes para ahorrarse horas de navegación y unos dólares y a su vez los argentinos para marcar soberanía sobre las Malvinas persisten en su acción, los españoles y nosotros vamos a sufrir las consecuencias. Bien es cierto que esta situación desagradable, se podría evitar si los barcos españoles en su viaje a Montevideo hicieran navegación fuera de las aguas de uso común con lo cual se evitarían más de un disgusto y hasta un evento dramático pues los argentinos no van a ceder. Los españoles ven su problema económico y logístico que en definitiva tiene costos y alegan fuertemente que están amparados por las leyes internacionales marítimas cuando la derrota es de "paso inocente".
PERJUICIOS. Más allá que los barcos españoles y de otras banderas podrían evitarse estos problemas simplemente alejándose de las aguas argentinas o de uso común, en realidad este entredicho entre Argentina con el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, afecta directa e inmediatamente al puerto de Montevideo para el caso que el asedio se agrave y los barcos españoles hartos de esta situación, se vayan para el Brasil. Algunos no lo creen así, pero todos sabemos que cuando las empresas o los países son afectados se cambia la logística para superar las dificultades; siempre hay un plan B en el cual nosotros vamos a perder los pesqueros. Pero también advertimos que siempre hay un decreto argentino como en este caso o una política, quizá de los mandos medios que afectan al puerto de Montevideo como aquel de evitar los trasbordos de cargas argentinas por el puerto de Montevideo y otros.
DECRETO ARGENTINO. "Todo buque o artefacto naval que se proponga transitar entre puertos ubicados en el territorio continental argentino y puertos ubicados en las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, o atravesar aguas jurisdiccionales en dirección a estos últimos y/o cargar mercaderías a ser transportadas en forma directa o indirecta entre estos puertos, deberá solicitar la autorización expedida por la autoridad nacional competente prevista por el Artículo 1º del Decreto Nº 256 de 16 de febrero de 2010, a través del procedimiento descripto en el Reglamento de Solicitud de Permisos de Navegación que se aprueba por el artículo precedente".
Pesqueros generan ingresos y empleos por venta de servicios
Conviene recordar que desde el siglo pasado Montevideo ha sido por su singular y estratégica posición geográfica la base de operaciones de pesqueros y basta recordar a las inolvidables flotillas balleneras noruegas, alemanas y luego rusas. Más tarde surgió el caladero del Atlántico Sur y más recientemente el área de las Malvinas con permisos de captura. Son centenares los pesqueros que operan anualmente en estas latitudes y Montevideo continúa siendo, a través de los años, porque no hay otra, la base ideal de operaciones para estas naves. Es inimaginable cuánto significamos estratégicamente como puerto de apoyo para los propios pesqueros, para sus tripulaciones, para efectuar los trasbordos de sus capturas como así también sus reaprovisionamientos y uso de diques. Son millones de dólares que ingresan anualmente por venta de múltiples servicios cuyas actividades generan miles de puestos de trabajo.
El País Digital, Montevideo, Uruguay

Extraido de: 
http://www.malvinasonline.com.ar/index.php/noticias/531-segun-el-diario-el-pais-naves-espanolas-son-hostigadas-por-argentina.html


Foto: experto internacional explicando la intrínseca maldad de los argentinos en las "falklands"


Publicar un comentario