lunes, 26 de diciembre de 2011

Terrorismo legal



Últimamente se han mandado múltiples proyectos de ley al congreso, todos impregnados de suspicacia por parte de la oposición que ve en el gobierno fundada o no la intención de acabar con la libertad de expresión, claro que más bien es una lucha por quien tiene y quien no libertad de expresión (asuntos de dinero y prerrogativa para lavarle o mejor dicho ensuciarle el cerebro a la gente). 

Sin embargo la más peligrosa es la llamada “ley antiterrorista”, es tan amplia que cualquiera que este inconforme con el sistema y que pueda tener una mínima capacidad de acción puede ser juzgado de terrorista, en la práctica significa que cualquiera que inste a la ciudadanía a no participar en el corrupto sistema por ejemplo no yendo a votar puede ser calificado de terrorista.

Por suerte los defensores de los “derechos humanos” de los marginales son tan perseguidos que no se dan cuenta que ellos son el sistema que esta ley pretende proteger y están haciendo todo lo que pueden para que esta ley no salga. Bien para nosotros que somos los que el sistema quiere destruir.
A los efectos que esta ley se promulgue, se torna más importante toda formalización de las acciones de cualquier movimiento, todo debe estar lo más legalizado que se pueda y lo que no puede serlo debe estar lo más herméticamente callado.

Esto no debe ser tomado a la ligera, al ser instado por el GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional), un organismo internacional ligado directamente al poder real es de esperar que tenga una importancia estratégica para el NOM.
Publicar un comentario