martes, 18 de septiembre de 2012

ISRAEL ATACÓ USA



Exelente análisis de un camarada del MNR



El atentado sionista de falsa bandera ya fue perpetrado

Desde fines del año pasado he venido advirtiendo que si el Imperio no lograba avanzar en su guerra de cuarta generación desatada contra Siria, el sionismo se valdría de un mega-atentado de falsa bandera para así forzar la intervención militar directa de los EE.UU. en Medio Oriente.

Muchos analistas han coincidido en este enfoque. No fueron pocos los que pronosticaron que dicho atentado posiblemente se perpetraría en Londres durante las Olimpíadas, otros señalaron distintos lugares, algunos hablaron de magnicidio, pero todos coincidieron en que sería en Occidente y tendría todas aquellas características típicas del accionar terrorista.
De este modo (repitiendo el modus operandidel 11S de 2001) el sionismo obtendría su codiciado Casus Belli con el cual desatar la guerra generalizada que tiene prevista a partir de la invasión a Irán.
El atentado finalmente llegó, pero no de la manera esperada. No fueron bombas ni aviones estrellándose contra torres. Ni siquiera fue en Occidente.
Fue este atentado de falsa bandera una “película” grotesca e insultante a Mahoma, la cual desató la ira de la totalidad del mundo islámico, materializando así la agenda globalista marcada por aquél funcionario del Departamento de Estado norteamericano y secretario del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, también fundador de la revista Foreign Policy(la cual marca pautas en la política exterior norteamericana), de nombre Samuel Huntigton, en su libro “El Choque de Civilizaciones”, publicado tras la caída de la URSS y el fin del mundo bipolar.
El objetivo de este mega-atentado sionista de falsa bandera no es otro que exacerbar al máximo el anti-occidentalismo del mundo islámico, para así fusionar los intereses de Occidente con los de Israel y llevar a la humanidad a una guerra mundial de consecuencias imprevisibles.


Prolegómenos


Israel está presionando desde hace años a los EE.UU. para que ataque a Irán. No se trata aquí (como los grandes medios de prensa occidentales quieren hacer creer) de que Israel esté siendo frenado por los EE.UU. en la realización de un ataque unilateral por su parte; la realidad es distinta: Israel no se atreve a actuar por su cuenta, no tiene el valor para hacerlo, por lo cual exige a EE.UU. intervenga en la región, desatando así una guerra de alcances imprevisibles.

No me explayaré ahora en detalle sobre los hechos que fundamentan esta grave afirmación, ya lo hice en mi libro “Año XII”, publicado en la web, al cual remito al lector interesado.
Un ataque de EE.UU., Israel y la OTAN contra Irán muy posiblemente provoque la reacción militar de Rusia y China (por no hablar de otras potencias nucleares) lo cual llevará al mundo a la Tercera Guerra Mundial.
Este escenario apocalíptico es buscado adrede por el sionismo internacional, el cual es impulsado por una mezcla inflamable de enajenación mística e impotencia material.
La crisis económica de las Naciones más ricas de Occidente (que dicho sea está aún en sus comienzos y fue provocada por la banca privada transnacional sionista que las parasita, endeudándolas a punto tal de fundirlas), la escases energética y de bienes primarios por las que dichas naciones atraviesan, la migración del capital productivo a países de mano de obra barata (como ser China, India, Brasil, etc.),el renacimiento de la proyección geopolítica de Rusia, el ascenso de China como principal acreedor de los EE.UU. después de los banqueros sionistas que componen el Fed, la lucha por el control de las rutas del petróleo y la locura mesiánica de un grupo de oligarcas megalómanos que se consideran “un pueblo elegido por ‘dios’ para enseñorearse del mundo”, todo esto ha llevado a la humanidad a un punto de inflexión histórica.
De aquí en más ya nada puede doblarse… sino solo quebrarse.
Ha entrado ya la humanidad en una guerra global donde el mundialismo homogeneizador e imperial se enfrenta al renacimiento de las Naciones, las Culturas y los Pueblos. Esta guerra por ahora está contenida pero en cualquier momento puede desmarcarse en un desastre.
Somos contemporáneos del fin de un ciclo histórico, del resultado de este último acto que se inicia se definirá el futuro del mundo por siglos.
La guerra de cuarta generación desatada en Siria, como continuación de la ya realizada en Libia, no solo apunta al dislocamiento de Irán, sino también al de Rusia y China.
Esta guerra imperial contra Siria no ha dado aún los resultados esperados por quienes la han iniciado.
Siria no solo resiste, además está venciendo.
Cuenta además Siria con el apoyo diplomático de Rusia, Irán y China.
Israel por su parte se vale de la excusa del desarrollo nuclear iraní (que es abierto a veedores internacionales, en tanto el Estado judío posee 300 cabezas nucleares y no ha firmado nunca ningún tratado de no proliferación) para echar nafta al fuego y llevar a la región a una guerra que materialice profecías antiguo-testamentarias que hablan de la reconstrucción del templo de salomón y un definitivo reinado de Israel sobre el mundo (libros de Isaías y Ezequiel).
Obama por su parte hasta ahora se ha negado a ceder a las presiones israelíes al respecto, a punto tal que las relaciones entre Israel y los EE.UU. se han enfriado como nunca antes en su historia, tal cual lo ha explicitado públicamente el primer ministro israelí Netanyahu el día de ayer en una conferencia de prensa. Incluso personajes de primera línea han filtrado que están peleados personalmente. Es norma en la relación de estos dos países la interacción directa, y han chismorreado los medios de prensa israelíes que Obama ya no atiende los llamados telefónicos de Netanyahu.
El mandatario estadounidense tiene un par de fuertes razones para esto. En primer lugar sabe que no puede ir a la guerra sin perder las muy próximas elecciones, en segundo lugar: Israel lo ha atacado.


La película: ataque de Israel contra Obama


“La inocencia de los Musulmanes”, así se llama la “película” que en rigor de los hechos hasta ahora nadie ha visto completa. Lo que sí hay y puede verse en Internet es un video, un corto de pésima calidad y pésimo gusto, insultante de principio a fin a la figura de Mahoma, al cual se lo ridiculiza y agrede, tratando al profeta de pedófilo, homosexual y sanguinario.

Teniendo en cuenta que para el Islam es ya de por sí una falta gravísima el solo hecho de retratar a Mahoma, imaginemos entonces lo que significa para los musulmanes el que se lo insulte.
El mundo islámico vive su religión profundamente, algo que en Occidente hemos olvidado hace siglos. El Islam es para todo musulmán la raíz nutriz de su existencia, todo insulto a Mahoma es para ellos un insulto a lo más preciado, divino e intocable que poseen.
Esto muy bien lo saben los agentes de inteligencia israelí, sin duda los más avezados del mundo en materia de “psyops” (operaciones psicológicas, según su jerga).
Pues bien, la realización y difusión de esta deleznable película no solo responde a una enorme “psyop”de la inteligencia israelí, sino tambiéna una muy bien pergeñada “blackop” (otro término de su jerga mediante el cual definen a las operaciones de falsa bandera, a las que llaman “operaciones negras”)
En estos tiempos de Revolución Tecnológica la realidad que vivimoses cada vez más surrealista, virtual y compleja. Se nos bombardea constantemente con enorme cantidad de informaciones tergiversadas y falaces, cuando no completamente falsas.
La única forma de desenmarañar esta maraña es develar las causas por las consecuencias.
Todo accionar es realizado con el fin de provocar ciertas consecuencias, al descubrir a quienes benefician dichas consecuencias es que se desenmascara a los responsables de tal accionar.
Las consecuencias de este insultante video son tan graves como claras y están a ojos vista de todos: la totalidad de las naciones islámicas se han levantado en violentas protestas… desde Medio Oriente hasta el Pacífico, desde África hasta Oceanía, más de 60 naciones musulmanas arden en furia contra Occidente… por no hablar de Reino Unido, Francia, EE.UU. y otros países occidentales donde habitan grandes minorías de musulmanes, los cuales también han salido a la calle.
Se asaltan las embajadas, no solo la de los EE.UU. sino también la de otros países occidentales que no tienen relación con los hechos.
Una ola de violencia ha acompañado a las manifestaciones anti-occidentales, han liquidado al embajador estadounidense en Libia y gran parte de su séquito, han muerto muchos más en ataques y represiones policiacas. Todos los días se suman nuevas víctimas desde que comenzó la crisis “casualmente” (¿?) un 11 de septiembre.
En Pakistán, convoyes de camiones que abastecen a las tropas de la OTAN que ocupan Afganistán han sido atacados y destruidos. En Afganistán, una nueva serie de ataques se ha desencadenado. En Sudán, las embajadas de Alemania y Gran Bretaña han sido incendiadas. En Australia hay enfrentamientos callejeros. En los países árabes serviles a los EE.UU., como Yemen y Túnez, las manifestaciones son aún más violentas y la represión de los enjoyados, corruptos, multimillonarios y tiránicos emires y jeques son tanto aún más brutales.
Frente a esta situación Obama se ha visto obligado a despachar marines a nada menos que 18 países musulmanes para “proteger los intereses estadounidenses”, según ha manifestado oficialmente.
Y esto es solo el comienzo.
¿A quién si no Israel puede beneficiar toda esta situación?
Ha obligado a los EE.UU. a intervenir.
No es que Obama sea un santo, el premio nobel de la paz que le han otorgado es un insulto a la inteligencia de los Pueblos, pero Obama no quería la guerra, por lo menos no la quería ahora, ya que en cuestión de días se juega su re-elección, y un país en guerra, para él, cuyos votantes están compuestos por una mayoría de negros y latinos, significaría la derrota. Israel, por su parte, no quiere esperar y ya ha puesto sus fichas en Romney, su obsecuente perro faldero.



Las pruebas


No es solo la lógica lo que demuestra que es Israel el que está detrás de todo esto, lo demuestran también hechos fehacientes e incontrastables que, gracias a la velocidad con la que vuela la información en este mundo post-industrial e interconectado, no pueden ser ya tergiversados, aunque los poderosos del mundo mediante sus grandes medios de prensa se aboquen a ello.
El principal de estos hechos es el origen de la “película”.
El productor de esta “película” es un judío de doble nacionalidad estadounidense e israelí. Su alias es “Sam Bacile”, su nombre real “oficialmente” no se sabe (la grandes medios se encargan de hacerlo un “misterio”).
Ahora la gran prensa sionista occidental se aboca machaconamente a contradecir que este tipo sea judío, y sin duda se abocara mucho más en los días que vienen.
Pero la realidad es que fue el mismo “Sam Bacile” quien afirmó en uno de los diarios de mayor prestigio y tirada de los EE.UU., el Wall Street Journaly, también, a nada menos que la Associated Press(la agencia de noticias más importante de los EE.UU., que le realizó una entrevista grabada) “ser de doble ciudadanía, israelí y estadounidense, promotor de bienes raíces en Israel, y haber financiado su película con 5 millones de dólares donados por más de 100 judíos de los cuales rehúsa decir sus nombres para no comprometerlos, con los cuales contrató en 2011 a 60 actores y un equipo técnico de 45 personas”(sic)
A pesar de esto sale ahora un periodista, de apellido Goldberg, a decir que el asesor cinematográfico de la “película”, de apellido Klein, afirma que el susodicho “Sam Bacile” no es judío ni es siquiera una persona, sino “entre 10 y 15 cristianos coptos de Egipto” (¡!). Por supuesto no hay absolutamente ninguna prueba de esto, en tanto sí están las declaraciones del propio “Sam Bacile” afirmando lo contrario. Los pobres cristianos de Egipto ahora han de sentirse muy preocupados por esta infundada acusación patrocinada por Israel, son allí una minoría muy vulnerable, rodeada por una amplia mayoría de musulmanes y posiblemente sufran represalias, de hecho, el Gran Mufti AliGomaa se ha apresurado en denunciar “las acciones emprendidas por los extremistas coptos”.
Por su parte,de forma más razonada pero no menos vehemente, Irán ha declarado oficialmente que detrás de esta “película” está Israel. El líder supremo iraní, ayatolá AliKhamenei, afirmó: “el principal sospechoso de esta acción criminal de insultar al gran profeta del Islam, Mahoma, es el régimen sionista” y agregó "Si el Gobierno de EEUU es sincero en sus manifestaciones de que no tiene ninguna participación en esa acción antiislámica, debe llevar a los autores de ese acto criminal a la justicia".
Pero el hecho es que “Sam Bacile” está muy lejos de ir a la justicia, por el contrario, está completamente protegido, a punto tal que no solo se desconoce su paradero, sino incluso su nombre verdadero.
Hace poco salieron imágenes del supuesto “Sam Bacile” escoltado por la policía californiana, con la cara completamente tapada. No se tapa el rostro de los detenidos en California. Si realmente lo hubiesen detenido y no tuviesen nada que ocultar, lo mostrarían. Es evidente que este individuo no puede haber desaparecido de la tierra sin el apoyo de Israel o EE.UU. Todo lo cual pone en evidencia que esta situación responde a una operación psicológica desatada a gran escala.
Otro hecho que demuestra que Israel está detrás de esta operación es la coordinación y premura con que salió Romney (el candidato opositor a Obama) a atacar al presidente estadounidense declarando:“el mundo necesita del liderazgo de Estados Unidos, Medio Oriente necesita del liderazgo de Estados Unidos; cuando yo sea presidente, me encargaré de que Estados Unidos sea la clase de líder que el pueblo respeta y que nos traerá la admiración del mundo entero”.
Por su parte, Liz Cheney (ex funcionaria del Departamento de Estado durante el gobierno de Bush) hizo manifestaciones que ponen en claro la agenda sionista: “Disculparse en nombre de Estados Unidos, apaciguar a nuestros enemigos, abandonar a nuestros aliados y reducir drásticamente a nuestras fuerzas armadas son las características de la política exterior de Obama”(recálquese la parte“abandonar a nuestros aliados”, en clara referencia a Israel y la negativa de Obama de atacar a Irán).


¿Quién liquidó al psicópata?


Si se pregunta a los libios quién era Chris Stevens, responderán sin dudarlo: “un psicópata asesino”.

Diversas fuentes libias aseguran que Stevens, el embajador norteamericano recientemente ajusticiado, fue el responsable inmediato de muerte de por lo menos 100.000 libios, además del atroz magnicidio (previa tortura) de Gaddafi.
Es esta la fama que en Libia se había ganado este siniestro personaje, principal pieza en el tablero de ajedrez desplegado por los EE.UU. para hacer caer al León Africano.
En una foto puede vérselo posando con aires jactanciosos junto al cadáver ultrajado de Gaddafi, cual si fuera un orgulloso cazador junto a supresa.
Chris Stevens, de 52 años, era considerado por el Departamento de Estado un diplomático de “línea dura”. Su amplia experiencia en el Medio Oriente hizo que la secretaria de Estado de los EE.UU., Hillary Clinton, lo convirtiera en el enviado especial a Bengasi poco después del inicio de los levantamientos financiados por el Imperio contra el Gobierno de la Yamahariya libia en abril de 2011.
Fue desde este consulado que Stevens sembró la muerte y la destrucción en Libia. No olvidemos que fue Bengasi el centro de mando de la conspiración imperial, fue desde allí que se financió, entrenó, armó y dirigió a los mercenarios y traidores yihadistasal servicio del sionismo internacional. No en vano el edificio de este consulado es conocido allí como “el nido de las serpientes”.
Hizo extraordinariamente bien su criminal trabajo, por lo que fue Stevens a principios de este año nombrado embajador de los EE.UU. en Libia.
El mismo siguió operando en “el nido de las serpientes”, realizando la misma labor que había llevado a cabo antes contra Libia, pero esta vez contra Siria.
Al momento de ser emboscado en “el nido de las serpientes” Stevens se encontraba pagando a los mercenarios que siembran el terror en Siria.
Fue Stevens el operador que desvió el armamento capturado a los libios a los autodenominados “rebeldes” sirios, incluyendo tanques y misiles antiaéreos SA-7Strella, fue con estos misiles que los mercenarios que buscan derrocar a Bashar al-Assad lograron algunos derribos en los últimos días.
Este criminal de guerra era sumamente hábil, los de Al-Qaeda lo definían como “un perro astuto en toda conspiración, un hijo de satanás que trata de alejar y quitar a Al-Qaeda del botín de Libia”.
De hecho, tras la caída de Gaddafi, las relaciones entre el Imperio y los mercenarios, traidores y terroristas a su servicio se tensaron. Los de Al-Qaeda se vienen quejando de que los EE.UU. y la OTAN no les dejaron fundar un emirato.
El dominio total del petróleo robado a Libia por parte de las corporaciones detrás de las potencias occidentales, el no retorno de los caudales robados a esta Nación, el desvió a Siria del botín armamentístico capturado a las tropas leales derrotadas, etc., todo esto exacerba estúpidamente a los fundamentalistas salafistas y de Al-Qaeda que pelearon contra Gaddafi para beneficio de sus amos sionistas. ¿Acaso esperaban que Roma pague traidores?
La pérdida de Stevens implica un golpe muy duro a los EE.UU., así lo hizo saber Obama en un reciente discurso electoral, al referirse al ajusticiamiento de este criminal, cínicamente manifestó: “a lo largo de la revolución libia, Stevens sirvió de manera ejemplar a nuestro país y al pueblo libio, su legado permanecerá donde los humanos buscan la libertad y la justicia".
La versión oficial de la causa de la muerte de Stevens se ha demostrado completamente falsa.
Esta versión oficial afirmaba que al ser incendiado el consulado estadounidense,Stevens murió asfixiado.
Pero otra vez Internet sacó a luz la verdad.
Aparecieron en Youtube videos con filmaciones del ataque, donde se ve a Stevens capturado por un grupo comando que detuvo la camioneta en la que pretendía escapar, se ve muy bien que uno de los atacantes literalmente se lo carga en el hombro y se lo lleva con vida.
En una justiciera paradoja del Destino, cual ley del talión, Stevens recibió exactamente la misma muerte que pergeñó contra Gaddafi, fue arrastrado por las calles, torturado, sodomizado y ultimado.
¿Quiénes fueron los autores del ataque?
Este es otro misterio que aún no se ha develado, aunque sí se sabe ya con certeza como fue la operación.
El nido de las serpientes fue efectivamente atacado por manifestantes furiosos por la película que insulta a Mahoma, estos manifestantes incendiaron al consulado, pero entre estos manifestantes había un grupo comando compuesto por 20 hombres bien entrenados, 10 de los cuales atacaron con lanzacohetes al edificio y las camionetas blindadas con las que Stevens y su cuerpo de seguridad intentaban escapar, en tanto los otros 10 se lanzaron a su captura. Es importante aclarar que el grupo comando atacante sabía perfectamente en cuál de las camionetas iba Stevens. En todo orden de escape se utilizan diversos vehículos similares para así despistar a los atacantes, por lo que esto pone en claro que el grupo comando tenía información de primera mano.
Tengamos en cuenta que estamos hablando del hombre más importante que los EE.UU tenían sobre el terreno en Medio Oriente, custodiado por la flor y nata de las fuerzas especiales yanquis.
La naturaleza de toda la operación fue tan profesional que resulta imposible creer que hayan sido los terroristas de Al-Qaeda actuando por su cuenta, ya que una operación semejante es imposible sin un imponente apoyo de logística e inteligencia.
Partiendo de esto considero que el ataque al consulado estadounidense en Libia ha sido en realidad una operación israelí.
Hoy en día se sabe perfectamente que tanto la CIA como el Mossad tienen relación directa con Al-Qaeda, las cúpulas de esta organización están copadas y su conformación “celular” hace que los ejecutores nunca sepan quienes son los que dan las órdenes.
Al-Qaeda es un instrumento del sionismo, esto ya no es ningún secreto.


Conclusiones


Israel atacó a USA, mas precisamente a Obama, para así forzarlo a militarizar aún más el Medio Oriente y presionarlo a entrar en guerra contra Irán y, también, contra Rusia y China si es que estas potencias intervienen.

Es un escenario de locos, difícil de creer, pero todas las señales apuntan hacia esa dirección.
No verlo es ser ciego o cobarde.
Pero no alcanza solo con verlo, hay también que decirlo.
Solo esclareciendo a los Pueblos, solo sacándolos de su adormidera televisiva, será posible detener la locura en que se está sumergiendo al mundo.
Estoy convencido que si la guerra es detenida, el Imperio anglo-norteamericano sionista caerá mortalmente, víctima de su propia enfermedad.
Al Imperio lo matará el tiempo.
El sionismo esto lo sabe muy bien y es por eso que busca la guerra total y generalizada. Tengamos en cuenta que históricamente siempre las crisis terminales económicas han sido la causa principal de las más graves conflagraciones. Los derrumbes económicos no evitan las guerras, por el contrario, las desata. Ellos quieren la guerra porque la necesitan.
He afirmado más arriba que todo accionar es realizado con el fin de provocar ciertas consecuencias, y que al descubrir a quienes benefician dichas consecuencias es que se desenmascara a los responsables de dicho accionar.
Pues bien, las consecuencias de la ira del mundo musulmán contra Occidente entero y el asesinato del embajador norteamericano en Libia son claras y concretas: hoy mismo el Pentágono ha desplegado militares a 18 países musulmanes que considera estratégicos. Hoy mismo León Panetta, secretario de Defensa de los EE.UU., afirmó públicamente en la revista Foreign Policy (justamente aquella revista fundada por Samuel Huntington) que: "Tenemos que estar preparados en caso de que estas manifestaciones se salgan de control”…y por supuesto Israel se encargará de que se salgan de control, que nadie dude de esto.
Lo que busca el sionismo al promover el odio antioccidental del mundo islámico es materializar el choque de civilizaciones planteado hace 20 años por Samuel Huntington como agenda imperial.
Israel, con metodología mafiosa, arrojó un muerto de peso sobre el despacho de Obama y ha prendido fuego a Medio Oriente para así obligarlo a intervenir, de este modo ha logrado parte de lo que viene exigiendo a gritos desde hace tiempo sin resultados.
No es esta la primera ni será tampoco la última vez que Israel atente contra los EE.UU. El Estado de Israel es el Estado terrorista por excelencia y ha atacado a USA en el pasado en reiteradas ocasiones. Cierta vez incluso les destruyó una fragata mediante ataques aéreos, matando a gran parte de su tripulación.
Israel desprecia completamente a USA y con razón la considera su vasalla.
El terrorismo está en el ADN del Estado judío y son los Rothschild sus verdaderos fundadores (ver si no a quien fue dedicada la “declaración Balfour”)
Obama sabe que está siendo chantajeado, pero no le queda otra, a la larga o a la corta, que acatar.
El denominado “lobby sionista” es en realidad mucho más que un lobby, es el poder que maneja a los EE.UU., y tiene su cúspide en la misma Reserva Federal, la emisora de su moneda, la dueña de sus finanzas, que está por sobre el Estado norteamericano y dicta las políticas de dicho país.
Se equivocan estúpidamente los marxistas que afirman que Israel es el perro de USA, es USA el perro de Israel.
Fue Kennedy el último en rebelarse contra los banqueros judíos sionistas que manejan la Reserva federal, y lo mataron… lo antecedió Lincoln, él también quiso librarse de la plaga usuraria (la Reserva Federal todavía no existía pero los clanes bancarios que manejaban la economía yanqui eran los mismos), y también lo mataron...otros que osaron rebelarse en cuestiones de menor importancia fueron sencillamente quitados de en medio a través de “psyops” mediáticas o escándalos prefabricados.
Obama no tiene pasta ni de héroe ni de mártir, no es comparable ni con Kennedy ni con Lincoln, por lo que veo que tras las elecciones yanquis, gane Obama o gane Romney, el Imperio mundial sionista tendrá campo libre para atacar a Irán y, a partir de ello, llevar al mundo a la guerra.
Estos movimientos ya han comenzado y están coordinados.
Hay una coordinación de relojería en todo lo que está sucediendo.
No es casual que hoy mismo haya también manifestaciones (movilizadas por ONG’s) de miles de personas en Rusia en contra de Putin.
No es casual que hoy mismo China y Japón estén desplegando buques de guerra alrededor de unos islotes en disputa, de posición estratégica, en la unión del Océano Pacífico con el Mar de China. Es este conflicto una cuña metida entre ambas naciones por el Imperio mundial, para así anular la unión estratégica económica que ambos países habían acordado al abandonar hace pocos meses el dólar en sus transacciones bilaterales.
Si los Pueblos de Occidente tomaran consciencia de que estamos siendo llevados a la ruina por una oligarquía de parásitos, si actuaran al respecto y se rebelaran en contra de esta esclavitud, estos dementes de la noche a la mañana caerían de sus tronos.
Nacería entonces una humanidad renovada, más justa y bella, donde los Pueblos y sus Culturas pudiesen vivir enlibertad y armonía, devolviendo así la luz y el color al mundo.


© Bruno Capasso.

Altas Cumbres, 15/09/2012
(Se permite su reproducción total o parcial siempre y cuando se cite la fuente) 


http://www.nacionalrevolucionario.blogspot.com.ar/2012/09/israel-ataco-usa.html
Publicar un comentario